¿Cómo calcular el ROAS?

En el marketing digital, hay conceptos que es importante conocer. El ROAS es uno de ellos. A continuación, te contamos todo lo que tenés que saber sobre el ROAS y cómo calcularlo.

¿Qué es el ROAS?

 

Exactamente, el ROAS se define como el retorno de la inversión publicitaria. Refiere a los ingresos que se obtienen como resultado de cualquier gasto publicitario. Puede referir a nuevos clientes y ventas que se generan mediante una campaña específica. Cuando se lleva a cabo una campaña de PPC, se puede ver la devolución, los clics y las conversiones logradas en el panel de control.

El ROAS se puede aplicar a todo el presupuesto en publicidad y marketing. También se puede aplicar a campañas publicitarias específicas.

¿Cuándo se debería usar el ROAS?

 

Combinar el monitoreo de ROAS con el costo por adquisición ofrece una excelente descripción general de la efectividad que está teniendo la campaña publicitaria en desarrollo. En caso de que se observe que el ROAS es bajo y el CPA es alto, eso puede significar que se debe cambiar la estrategia de marketing. Por el contrario, cuando el retorno de la inversión publicitaria es alto pero el CPA es bajo, puede representar que la campaña está funcionando, por lo que se podrían concentrar nuevos esfuerzos en ese canal en particular.

Es importante tener en cuenta que el seguimiento del retorno en el ROAS puede efectuarse en cualquier momento o luego de una campaña determinada. Si el ROAS se verifica durante una campaña, es posible verificar si se debe ajustar algo o si lo que se ha elegido es correcto. De esa manera, no se corre el riesgo de estar invirtiendo dinero en una campaña publicitaria que sea ineficaz.

¿Cómo se calcula el ROAS?

 

Para calcular el ROAS lo que se hace es dividir los ingresos que se generan por la inversión en publicidad. Entonces, por ejemplo, si se gastaron $2000 y se ganaron $20000, la fórmula se haría de la siguiente manera: 20000 / 2000 = $10 ROAS. En este caso de ejemplo, por cada $1 que se gasta en publicidad, se ganan $10.

¿Cómo se hace el seguimiento del ROAS?

 

A lo largo de toda campaña publicitaria, es probable que el ROAS (retorno de inversión publicitaria) cambie. Ello, especialmente a lo largo de esas campañas que se ejecutan por períodos de tiempo prolongados. También puede suceder cuando una campaña atraviesa un momento de alza en las compras del rubro, como puede ser, por ejemplo, el caso de una juguetería cuando llega la época de Navidad o el Día del Niño.

En función del costo de la campaña publicitaria y la duración que cada una de estas tenga, es posible que se quiera hacer un seguimiento de ella. Este seguimiento se puede hacer semanalmente y también se puede hacer todos los días. De esa manera, lo que esto permite es hacer un registro de ROAS cuando se considere necesario. Lo que esto permite, como decíamos con anterioridad, es observar constantemente la dirección en que las campañas publicitarias van, haciendo las correcciones que sean necesarias en cada momento para evitar la pérdida de dinero.

¿Cuándo se considera que hay un buen ROAS?

 

No existe una respuesta exacta de qué es un buen retorno de inversión. No obstante, siempre que se gane más de lo que se gasta en publicidad, se puede saber que se está en el camino correcto. En este sentido, se debe tener en cuenta también el valor de los productos que se comercializan y se publicitan a través de las campañas. Se puede esperar que el retorno sea menor en productos de supermercado o productos con precios menores.

Es importante tener en cuenta que el ROAS es parte del presupuesto general. Por eso, habitualmente, si el gasto general no es excesivo, se puede pensar que 4 o 5:1 es un rendimiento apropiado.

Consejos para optimizar el ROAS

 

Finalmente, queremos darte algunos consejos para que puedas optimizar tu retorno de inversión.

Elegir términos de búsqueda exitosos

 

Una buena estrategia es eliminar esas palabras clave costosas que tienen bajo rendimiento. También se puede encontrar palabras clave con un muy alto volumen de clics que tienen pocas conversiones.

Mejorar la orientación geográfica

 

Mientras más específicas sean las áreas geográficas seleccionadas, mejores podrán ser los resultados. Esto evita gastar fondos en audiencias que tengan poco potencial.

Detectar el fraude de clics

 

Claramente, si lo que se quiere es optimizar el ROAS, es fundamental protegerse contra el fraude de clics que gasta la inversión publicitaria en poco tiempo y hace desaparecer los anuncios sin que esto represente más compras o contrataciones de servicios. Para eso, AdProtect protege a las empresas de estas actividades fraudulentas, haciendo que la inversión publicitaria sea más rentable.

Optimizar las páginas de destino

 

Finalmente, a veces los usuarios pueden hacer clic en un anuncio, pero salir de un sitio si la página de destino no es adecuada. Por eso, las personas tienen que poder ver inmediatamente lo que están buscando. La página de destino tiene que ser relevante y sencilla y de utilizar.