Consejos para prevenir los clics fraudulentos

En ocasiones, las empresas pueden observar que ha aumentado considerablemente la cantidad de clics en sus anuncios, pero sus conversiones no se han visto modificadas. A veces, esto puede deberse a clics fraudulentos; pero no siempre tiene que ser esa la razón. Haremos primero una revisión al respecto.

Analizar el tráfico

 

Es importante acudir a la herramienta de tráfico que se utilice con frecuencia, para obtener determinada información. Lo más importante es observar cuánto tiempo pasan los usuarios que hacen clic en el interior de la web, si han visto más de una página, si son únicos, si se fueron de inmediato, entre otras posibilidades. En muchos casos, estas características pueden indicar que se trata de usuarios reales.

Impresiones

 

Otra pregunta que hay que hacerse es si aumentó al mismo tiempo la cantidad de impresiones. Si aumentaron las búsquedas de palabras clave vinculadas a los anuncios de la empresa o si se ha comenzado a transmitir anuncios en otras áreas, si se ha cambiado el texto del anuncio o si se ha aumentado el presupuesto, es probable que la tasa de clics aumente.

Clics no válidos

 

Es fundamental comprobar la cantidad de clics no válidos que aparecen en Google Ads. Si el porcentaje es cercano al 10%, es probable que alguien o algo esté haciendo clics deliberadamente y que no se haya descubierto totalmente hasta el momento. Es importante tener en cuenta que incluso un clic no válido puede convertirse en un porcentaje alto. Por eso, siempre es importante evaluar la cantidad de clics no válidos con la cantidad de clics generales que se reciben todos los días.

Formas de protegerse de los clics fraudulentos

 

Los clics fraudulentos pueden llevar a que una empresa pierda mucho dinero. Es frecuente que la competencia intente gestionar este tipo de actividad sobre los anuncios de una empresa, a fin de hacer que el dinero de su presupuesto para publicidad se agote velozmente. Lo que eso generaría es que los anuncios desaparezcan prontamente, a fin de reducir la competencia en la red. Por eso, es muy importante hacer todos los esfuerzos para protegerse de los clics fraudulentos.

Asistencia de Google

 

Ciertamente, una de las posibilidades es acudir a la asistencia de Google para solicitar que el caso sea evaluado por la empresa. en caso de confirmarse la sospecha de que se trata de una actividad fraudulenta de clics, se suele devolver el dinero de esos clics falsos.

Uno de los problemas de acudir solamente a esta solución tiene que ver con que la empresa no hace nada adicional además de la posibilidad de reembolsar ese dinero ya perdido. Eso lleva a que la persona no va a estar segura de haber revelado todos los clics fraudulentos en su totalidad, por lo que no hay ninguna garantía de que no siga sucediendo. Pasados los 60 días, existe la posibilidad de solicitar una investigación más a fondo. De esa manera, se puede enviar la evidencia y esperar que se vuelva a llevar a cabo una investigación. Pero la solución no será mayor que un reembolso.

Softwares de control de fraude de clics

 

Hoy en día, es posible encontrar distintos softwares para el control de fraude de clics. La elección del adecuado dependerá de las necesidades de la empresa en particular.

Bloquear direcciones sospechosas

 

En tercer lugar, una buena alternativa tiene que ver con el bloqueo de aquellas IP que resultan sospechosas. Bloqueando estas direcciones que llevan a cabo las actividades fraudulentas en lo que respecta a los clics, es posible evitar los conflictos que dichas acciones generan. En este sentido, herramientas como AdProtect bloquean las direcciones de IP que generan tráfico fraudulento, protegiendo de esa manera la inversión que la empresa lleva a cabo en publicidad y haciéndola, de esa manera, mucho más rentable.