¿Qué es el Advergaming?

A medida que la publicidad avanza y va ganando cada vez más lugar, sus formatos también evolucionan. En este sentido, el Advergaming se consolida como un ejemplo de esta evolución, de este crecimiento de las nuevas tecnologías y los nuevos modos de comunicación. Si bien es cierto que lleva tiempo existiendo, poco se habla todavía de él. A continuación, veremos de qué se trata.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Advergaming?

 

El Advergaming es una técnica publicitaria. Se basa fundamentalmente en publicitar las marcas y empresas a través del uso de videojuegos. Su principal objetivo es lograr una mayor notoriedad pública, logrando de esa manera una mejora sustancial en el engagement. Cuando se construyen juegos como parte de una estrategia de Advergaming, estos suelen ser de acceso gratuito. Además, se distribuyen de forma online, siendo generalmente compatibles con los diferentes dispositivos que los usuarios tienden a emplear. El enfoque de estos videojuegos se corre y los protagonistas de estos son la marca, la empresa, a veces también el producto que se quiere promocionar y vender.

Advergaming y publicidad en videojuegos ¿son lo mismo?

 

Una de las grandes diferenciaciones que tenemos que hacer es entre la publicidad que se inserta en los videojuegos y el Advergaming. Es frecuente que nos encontremos con banners publicitarios en los escenarios de videojuegos, por ejemplo. Pero esto no es Advergaming. Mientras que en el caso anterior la presencia de la marca en la pantalla es secundaria, en el Advergaming es directamente el núcleo del juego. El juego se basa en la marca o en el producto. El juego es creado específicamente para ello.

¿Cuáles son los beneficios del Advergaming?

 

Conexión

 

El Advergaming permite una forma de conexión con el público que no es intrusiva. Es el usuario el que elige dirigirse al juego e interactuar con él de manera voluntaria.

Viralización

 

Este tipo de juegos, en los tiempos que corren, se viraliza de manera veloz. Son juegos normalmente adictivos y entretenidos, con un componente social. Por eso, es fácil lograr que los usuarios tomen la decisión de compartirlos.

Personalización

 

Estos juegos son diseñados desde cero a los fines de la marca. Lo que esto permite es que la marca introduzca su estilo particular para poder crear un producto que la represente adecuadamente y que sea único, que no exista en otro lado.

Medición

 

Finalmente, es un sistema fácil de medir. Es posible registrar la totalidad de las interacciones que los usuarios tienen con el juego. Algunas de estas interacciones incluyen el tiempo que pasan jugándolo, la cantidad de veces que han entrado y también las pantallas que ignoran o que deciden abandonar.

 

Existen ejemplos muy famosos de Advergaming. Algunos de los más reconocidos son M&Ms con el juego Conecta 3. También se destaca la marca de Unilever Magnum con un juego de safari que atrajo a más de 7 millones de personas. Y, finalmente, la campaña de Polowers de Volkswagen con una especie de carrera virtual avanzando a base de tweets en la red social Twitter.