¿Qué es el CTR y cómo comprenderlo?

A lo largo de los últimos años, a través de la evolución constante y veloz del marketing digital, los responsables de estas estrategias han empezado a tener miles de datos en sus ordenadores, que pueden ser difíciles de comprender en ocasiones. La gestión de los datos ha cambiado considerablemente. Antes, cuando lo que se sabía de publicidad estaba solamente en medios de comunicación tradicionales, la medición era algo poco fiable. En la actualidad, por el contrario, podemos acceder a miles de datos de manera instantánea, que nos permiten interpretar comportamientos y estrategias que funcionan y otras que no. Uno de los datos, quizás de los más importantes, al momento de hablar de publicidad en Internet es el CTR.

¿Qué es el CTR?

 

El CTR es el ratio que se obtiene al dividir el número de veces que se hace click en un anuncio de pago frente al número de veces que ese anuncio se muestra. En este sentido, podemos decir que el CTR es igual al número de clicks dividido el número de impresiones x 100.

Esta métrica es excelente para poder conocer qué relevancia tienen nuestros anuncios para el usuario, en un mundo lleno de anuncios. Es, en definitiva, un dato sumamente útil para corregir y mejorar los anuncios, sea en cuanto a los títulos, al texto, al formato o a la creatividad.

¿Dónde veo el CTR y qué número se consideraría adecuado?

 

En Google Search es posible ver estos datos ya filtrados a modo de porcentaje. Para eso, es necesario entrar en el apartado “Tráfico de Búsqueda”. Luego, se debe entrar en la sección “Análisis de Búsqueda” y en “Páginas y CTR”.

Una vez que se puede llegar a la parte de leer los datos de CTR, es momento de saber si estamos ante buenas o ante malas noticias. En general, una campaña buena tiene un CTR del 5%. Si llega al 5% se considera un buen número. Una campaña bastante buena, llega al 8%, mientras que una campaña excelente llega al 10%.

A pesar de esto, no es lo único que debe medirse para determinar si una campaña está dando resultado o no. También entran en juego otros datos, como puede ser las conversiones totales. Si una campaña tiene un buen CTR pero tiene pocas conversiones, es probable que el usuario no esté encontrando lo que busca luego de hacer click, es decir, luego de ingresar en la página. En este caso también puede ser necesario hacer modificaciones en la campaña.